Series: The 100


The 100 es una de esas series que normalmente no suelo ver (aunque no vea muchas precisamente que digamos).Y es que en su interior The 100 esconde todo de lo que suelo huir, sobre todo si lo encuentro en un libro. ¿La excusa que tengo para ella? Engancha demasiado. ¿Pero es este factor suficiente para perdonarle todos los tópicos y situaciones inverosímiles que te hacen reír por su absurdidad? Pues no, pero por otro lado tiene algunos aspectos que me han llamado mucho la atención, así que tampoco puedo decir que sea precisamente mala, es más, estoy deseando seguir viéndola. Por lo tanto si sois capaces de desactivar durante su visionado (lo máximo posible) el tan temido: «esto es imposible», The 100 es una serie que promete un poco de todo.

El piloto no se anda con rodeos, desde los primeros segundos ya empieza a llegar información sobre la situación en la que se encuentra la desconocida que sale en pantalla: sabemos que hace 97 años empezó un apocalipsis nuclear que acabó con toda la población de la Tierra pero que, por suerte, en ese momento varios países tenían gente en el espacio que se reagruparon en una única "nave" que ellos llaman ahora el Arca. Por otro lado, se sabe que tienen que pasar mínimo 100 años hasta que la Tierra vuelva a ser habitable. Pero eso no es todo. En el Arca cualquier delito es castigado casi siempre con la pena de muerte, por lo que no sabemos qué hizo exactamente Clarke (aunque su nombre lo conocemos un poco más adelante) para acabar siendo prisionera, esperando cumplir los 18 para poder ser juzgada. El meollo del asunto no se hace esperar, y es que sin muchas introducciones ni detalles superfluos vemos como un puñado considerable de prisioneros son metidos en una nave para a continuación ser mandados a la Tierra. Sin prácticamente alimentos, un cobijo o armas para defenderse, son mandados a una misión probablemente suicida con una única finalidad: comprobar si las condiciones de la Tierra han mejorado y la radiación no los mata. Y para poder saber eso cada uno de los criminales cuenta con una pulsera que recoge constantemente sus signos vitales mandando los datos al Arca sin perder ni un solo detalle.


Así pues, tras un piloto un tanto normalito, que se pasa muy rápido y con sus correspondientes puestas en escena de los personajes principales junto a unas primeras pistas sobre sus relaciones personales, a medida que van pasando los capítulos nos encontramos con una serie sin grandes altibajos, entretenida (quizás hasta demasiado), con un arco argumental que abarca tanto lo que sucede en la Tierra como los correspondientes problemas a los que se enfrentan los habitantes del Arca (que no son pocos  precisamente), que tiene un ritmo regular pero que consigue gracias a que les salen problemas hasta debajo de las piedras, que el espectador siga queriendo saber más y más sobre ella.  Si para ti eso es más que suficiente, felicidades pues, tienes una serie ideal para las vacaciones de verano.

Pero por desgracia The 100 al mismo tiempo peca de varios problemas muy gordos bajo mi punto de vista, pero que al final quizás no sea para tanto, si tenemos en cuenta que tiene una facilidad curiosa para mantenerte pegado a la pantalla. El primer problema de The 100 es que es una serie hecha para adolescentes, y es que o la Tierra la sangre altera o yo qué sé, pero lo cierto es que la cantidad de relaciones/tensiones sexuales no resueltas y romances sacados de la manga que hay aquí ocupan un porcentaje bastante alto de su contenido. Aunque supongo que es algo que tiene que estar estrechamente ligado al factor de la libertad recientemente conseguida (o no). Como decía, aunque el principio de la serie se centra más bien en el afán de supervivencia y que en el resto de la serie tampoco es que se abandone precisamente que digamos, los romances que nacen entre sus personajes es algo continuo. Así que quedáis avisados. Por otro lado, el argumento en sí a ratos puede parecer muy monótono: traición-venganza-comida-supervivencia-romance (repetir una y otra vez), y es que aunque el envoltorio cambie el contenido sigue siendo el mismo. Pero lo dicho, a pesar de eso se deja ver con una pasmosa facilidad.


Otra de las cosas que no me han convencido del todo es la personalidad de alguno de sus personajes, que sí, que tampoco se le puede pedir mucho y que esto es totalmente subjetivo y mi opinión personal, pero por ejemplo Clarke que se supone que es la protagonista, es el personaje más plano que he tenido el placer de conocer en muchísimo tiempo. Al principio de la serie tenía fuerza y gancho pero se fue desinflando a medida de los capítulos, siendo un personaje monótono y sus escenas repetitivas hasta decir basta. Por otro lado, Ballamy es un personaje que comencé casi odiando y terminó por ser uno de mis favoritos por su capacidad de liderazgo y la relación con su hermana. Octavia o Finn son sin embargo los que mejor plasmados están bajo mi punto de vista, con una personalidad bien definida y carismática. En cuanto a los habitantes del Arca, también nos encontramos una situación un tanto variada, rostros conocidos para algunos (Burke de Anatomía de Grey), y unos esquemas parecidos a los de la Tierra pero sin el factor love is in the air

En cuanto  la recta final creo que es correcta, precisa, la tensión aumenta con cada capítulo y el último capítulo de la temporada acaba sin casi percatarnos de ello. Además los segundos finales dejan con muchas ganas de más, y un abanico muy amplio de posibilidades ante nosotros. Pero también una promesa de alguna explicación que faltó a lo largo de la serie, un cambio de papeles a la vista y, en general, una trama que si se lleva muy bien, promete enganchar al espectador incluso mucho más. Por tanto considero que The 100 es una buena opción para matar las horas aburridas que nos esperan en verano, con un contenido que mezcla varios géneros al mismo tiempo y una bso que no está nada mal. 

Se encuentra en . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

One Response to Series: The 100

  1. Posiblemente le de una oportunidad aunque no me muero por verla.

    ResponderEliminar

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com. Header pertece a HazukiRokudo