Haruki Murakami para principiantes


Murakami provoca pasiones, eso ya lo sabemos. Eterno candidato al Premio Nobel, uno de los autores que más libros venden tanto dentro como fuera de su país natal y, probablemente, también uno de los más reseñados en Generación Reader por nosotros. A nivel internacional su nombre es uno de los más conocidos en cuanto a literatura japonesa contemporánea se refiere, ya sea debido a la mezcla de lo occidental con lo oriental o sus personajes tan devastados por diferentes circunstancias, es un autor que no suele dejar indiferente a sus lectores. Curiosamente, este año con la publicación de su última novela, Murakami está causando furor tanto dentro como fuera de su país. La de este año fue su primera aparición pública en 18 años en Japón (sí, lo habéis leído bien), por no hablar de su participación en la Feria del Libro de Edimburgo de este año y una posterior aparición por Londres. Amado por muchos y odiado por tantos, la crítica suele ser bastante unánime en cuanto que es un autor con una capacidad narrativa excepcional, lleno de elementos que llevan al límite su imaginación pero que el lector agradece enormemente. 

Sin embargo, la finalidad de esta entrada no es resaltar mi admiración por él, sino más bien aprovechar mi experiencia personal para brindar a vosotros la oportunidad de hacer una elección más o menos acertada según lo que estéis buscando en este momento. A lo largo de los años en los que llevamos con el blog y también en otros múltiples sitios por la web, he leído a muchísima gente que pedía consejo siempre sobre el mismo tema: ¿cuál es la mejor novela de Murakami para empezar con él? Hoy os presento una guía con la versión más light que se me ocurre, hasta alcanzar un nivel más o menos intermedio en su complejidad. 

Los elementos

Haruki Murakami no es un autor fácil de calificar, pero lo que sí sabemos los que solemos disfrutar con cada novela suya que sale a la venta es que intenta superarse a sí mismo en la medida de lo posible, incorporando ideas (o lo que a veces se puede calificar como idas de olla impresionantes) que son capaces de noquearte el cerebro en más de una ocasión, pero sin dejar de lado al mismo tiempo lo que más le define. Lo que más caracteriza a Murakami es la constante aparición de unos elementos comunes en la gran mayoría de sus novelas, una parte que suele ser la misma elijas el libro que elijas, y son: 

a)  Gente solitaria.
b) Experiencias traumáticas, abandonos en la infancia.
c) Amores imposibles.
d) Mujeres que desaparecen misteriosamente. 
e) Surrealismo del bueno.
f) Sexo.
g) Comida.
h) Música (muchas veces clásica y sobre todo jazz) y cine.
i) Gatos.
j) Orejas.
k) Elemento llamado: qué está pasando aquí.
l) Finales abiertos por los que te dan ganas de tirar el libro por la ventana (pocos).

Lógicamente, es tan solo una pequeña parte de lo que suele aparecer en sus libros. 


Para principiantes


Tokio Blues

Quizás aquí estoy haciendo un poco de trampa, pero lo cierto es que Tokio Blues fue el primer libro de Murakami que leí y, desde entonces, suelo volver de vez en cuando a él para releer alguno de sus pasajes más impactantes o buscar mis partes favoritas. Tokio Blues representa una de sus obras más conocidas, ambientada en el Japón de los años sesenta, Murakami opta por describir unas situaciones en las que un lector de cualquier parte del mundo puede sentirse identificado con pasmosa facilidad. En este libro conocemos a un chico de nombre Toru, aunque en el momento en el que nos cuenta su historia no es precisamente ya un joven que digamos. Por otro lado, lo que más suele gustar de Tokio Blues es la relación tan extraña entre Toru y Naoko, la novia de su mejor amigo. En ese punto creo que Murakami supo plasmar a la perfección todas las fases de su relación con un principio conciso y un desarrollo lleno de detalles impactantes, gracias a escenas y circunstancias muy concordes a la personalidad de ambos personajes. Pero también tenemos otro personaje de vital importancia aquí, que aportará al protagonista además la chispa que le falta a Naoko, y es que Midori es sin duda alguna uno de los personajes más alocados del autor. Desde prácticamente el inicio de la novela sabemos que Toru perdió a alguien importante en su juventud, así que el sentimiento de opresión en el pecho si has conseguido empatizar lo suficiente con los personajes será mayor a medida que se va acercando el final. Aunque para mí no es la mejor de sus novelas, carece por completo de alguno de sus elementos más característicos de las obras de mayor "peso", así que se puede considerar como un candidato perfecto para acercarse lentamente a su obra


Los años de peregrinación del chico sin color 

La última novela publicada por el autor también es un candidato ideal para poder disfrutar de una historia de nivel cotidiano pero con las notas más características de su narración. Una de las cosas que más llama la atención de este libro es la increíble carga emocional constante con la que están impregnadas sus páginas desde la primera frase de la novela. La última obra de Murakami para muchos no es lo que nos esperábamos, para otros, un acierto en cuanto a la incorporación de elementos que hasta ahora no hemos visto, y es que Los años de peregrinación del chico sin color es la novela que más cerca se encuentra a nuestra sociedad actual. La incorporación de Internet, o de un pasaje relacionado con relaciones homosexuales hasta cierto punto, son elementos novedosos que hemos podido disfrutar en su obra al fin. Aunque soy de los que más desencantadas quedó con la novela, si lo pienso en frío ahora, es cierto que tiene su fuerza abrumadora. Y es que Tsukuru es un personaje con el que fácilmente te puedes sentir identificado ya sea por una razón u otra. Murakami lo vuelve a hacer aquí, incluye las características más recurrentes en su narración, dota a Tsukuru de los elementos más constantes de sus personajes tan fácilmente distinguibles para los que hemos leído un par de sus libros, pero va incluso más allá. Y es que el sentimiento de desdicha, de tristeza, de soledad, junto a un continuo ¿por qué? que se respira en cada línea con diferente intensidad, es quizás lo que mejor caracteriza a esta novela de relaciones perdidas, de recuerdos y de amistades que se desintegran sin motivo aparente siendo tú incapaz de descubrir el por qué hasta muchos años después de haber ocurrido.


Sputnik, mi amor

Trampa de nuevo, he dejado uno de mis libros favoritos del autor para el final. Sputnik, mi amor es uno de sus libros al que más cariño le tengo. En su interior un personaje cuyo nombre no conocemos durante muchísimo tiempo nos cuenta la historia de Sumire, una joven extravagante cuyo mayor sueño en la vida es llegar a ser escritora. Sumire para mí es uno de los mejores personajes del autor, o quizás uno con los que mejor me identifico a nivel personal. La historia de Sputnik, mi amor en líneas generales es la visión de K. sobre Sumire, una estimada amiga, compañera de universidad, con la que entabló una estrecha relación de confianza, ya que entre otras cosas, Sumire solo le confiere a K. el privilegio de leer los borradores de sus novelas. Fumadora y lectora compulsiva, un desastre en otros aspectos de su vida pero con una peculiaridad; no se había enamorado nunca... hasta ahora. Sputnik, mi amor es además un recorrido completo que abarca desde los primeros síntomas de estar enamorado hasta el punto de llegada al desengaño amoroso, con todo su esplendor de detalles de por medio. Una historia tierna, que refleja muy bien los sentimientos que todos hemos experimentado alguna vez, embelesada con muchas citas dignas para el recuerdo y unos personajes tanto principales como secundarios bastante bien definidos. Sin embargo, a diferencia de los anteriores libros, aquí ya sí que se vislumbra alguno de los elementos surrealistas tan característicos en Murakami. Y es que Sputnik, mi amor esconde en su interior un personaje perfecto para ir familiarizándose con lo que es capaz este autor. Por lo tanto es una novela perfecta para dar el salto de nivel en su narrativa, pasando a libros que poco a poco te van destrozando el cerebro.


Modo intermedio

Aunque en un primer momento pensé dejar esta parte de la entrada para un futuro no muy lejano, finalmente creo que la selección de los siguientes libros es la mejor manera de empezar con él para los valientes en la sala que prefieran empezar con algo intermedio entre sus novelas más light y sus grandes obras.

 Después del terremoto

Después del terremoto es todo una muestra de lo que es capaz de hacer el autor. A diferencia de los anteriores libros citados, aquí nos encontramos con un recopilatorio de relatos cortos con un elemento en común: el terremoto que sacudió la ciudad de Kobe en 1995. Lo bueno de Después de terremoto es que mezcla un poco de todo. Tenemos una buena parte que puede considerarse de corte realista, pero también un relato de mayor envergadura, como es el caso de Rana salva a Tokio, siendo un despliegue del mejor Murakami en mi opinión. En este extraño y conmovedor relato, un pobre hombre se encuentra al llegar a casa con una enorme rana que le pide ayuda para salvar la ciudad de un futuro terremoto inminente. Para ello, Rana necesita el apoyo de Katagiri, quedando en un sitio y lugar determinados, pero para saber cómo sigue la historia vas a tener que leerlo. El relato de Rana salva a Tokio es una pequeña muestra de su capacidad imaginativa pero también un claro ejemplo de los seres tan extraños que habitan entre sus novelas. Pues aunque en todas sus novelas los personajes son tipos bastante ordinarios con alguna que otra peculiaridad que no te esperas (como es el caso de Aomame, de 1Q84), tienen también en común el factor de enfrentarse a situaciones extraordinarias, que muchas veces comienzan de manera muy ordinaria. Y es que con Murakami nunca sabes qué se esconde tras una simple llamada de teléfono. 


El fin del mundo y el despiadado país de las maravillas

Primer consejo sobre este libro es: que no os asuste la longitud de su nombre. Segundo consejo sobre este libro es: que tampoco os asuste su estructura y que al final todo cobrará sentido. Creo que El fin del mundo es una obra ideal para adentrarse en lo que es la parte más compleja de su narrativa, aquí el lector se encontrará con dos frentes: unos capítulos protagonizados por un personaje sin nombre, estando ambientada la acción en un futuro no muy lejano, en el que nuestro protagonista anónimo trabaja para una organización realizado un trabajo extraordinario compilando y protegiendo datos en su cabeza. La historia de este enigmático personaje comienza en un ascensor, de camino a una propuesta de trabajo aparentemente muy simple, a manos de un profesor obsesionado con los cráneos. En el otro arco argumental, más surrealista eso sí, nos encontramos con un personaje que para entrar a una ciudad amurallada tiene que cumplir una única condición: renunciar a su sombra. El fin del mundo nos brinda así dos historias aparentemente inconexas, de temáticas también muy diferentes, pero como siempre tienen algo en común. En la primera historia nos encontramos con dos organizaciones enfrentadas, y un largo camino por recorrer hasta entender el por qué justamente nuestro protagonista es el implicado en todo este asunto. La segunda se caracteriza más bien por una búsqueda. Dos historias que reflejan a su vez todos los elementos propios de Murakami, elementos fantásticos y también de corte surrealista. Si sois capaces de superarla sin tirar la toalla, mi enhorabuena, ya podéis correr a la librería por el siguiente nivel: Kafka en la orilla, 1Q84 y Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

* * *

Aunque estos no son obviamente todos los libros publicados por el autor (podéis ver la lista completa aquí), sí que son en mi opinión los mejores para enfrentarse a su obra sin llevarse grandes sorpresas. También algún valiente siempre puede intercalar los libros para ir probando un poco de todo hasta encontrar la combinación ideal, degustarlos en el orden de su publicación o simplemente adentrarse en la obra que más le llame la atención. Así que mi único consejo es que no se desespere, y pruebe todas las combinaciones posibles puesto que Haruki Murakami es un autor que vale la pena leer cada cierto tiempo. 

Se encuentra en , . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

7 Responses to Haruki Murakami para principiantes

  1. Hola! Aquí una principiante a la que le viene de lujo la guía, aunque voy a empezar con "Al sur de la frontera, al oeste del Sol", básicamente porque me lo han dejado...ya te comentaré que tal como inicio.
    Cuando salió el último me pilló trabajando en una librería y su título sufría mutaciones de cliente en cliente hasta ser "el libro del chico ese que no tiene colores... Vamos, el último del japonés" y desde entonces no me lo puedo tomar en serio :D

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo un par de los que no están en esta lista y es un autor muy peculiar. Kafka in the Shore me gustó bastante pero es un libro tan raro que no sabría calificarlo, así que aún no me he animado con The Wind-Up Bird Chronicle, aunque lo tengo en mi estantería de pendientes. Sin duda un estilo especial al que todo el mundo debería darle una oportunidad... aunque solo sea por experimentar la extrañísima sensación de leer algo que no tienes claro si te está gustando o no pero notas que sin duda alguna te afecta y quieres seguir leyendo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ummm no sé si estoy de acuerdo contigo sobre los mejores libros para empezar con Murakami. Evidentemente, yo empecé con Tokio Blues, como mucha gente, y ahora que casi he leído todas sus obras (al menos las que podemos encontrar traducidas) me parece que no es un buen ejemplo del estilo Murakami en cuanto a lo surreal y a otros elementos. No digo que no me guste, me gustó mucho, pero no es mi preferido.

    En cambio, lo que tu dices que está a otro nivel los leí con facilidad poco después de Tokio Blues. Kafka en la orilla para mi es el mejor representante de lo que puede darte Murakami en una lectura y aunque quizá otros luego te sepan a poco, conoces la magnitud de su literatura.

    Por otro lado, tengo pendiente Después del terremoto y El fin del mundo y el despiadado país de las maravillas, ambas que tu pones en nivel intermedio xD. Por un lado, leí Sauce ciego, mujer dormida y no me gustaron los relatos de Murakami. Creo que pierde bastante potencia, aunque no sé como será Después del terremoto.

    El último que leí me fascinó (Baila, baila, baila) y aunque no lo considero el ideal para empezar con Murakami, si que es de los mejores para continuar y descubrir su estilo más arcaico.

    En fin, una entrada muy interesante.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Tokio Blues lo leí porque me lo regaló un amigo, y desde entonces, al igual que tú, he leído casi todos sus libros. Cuando yo hablé de los elementos, me refería que esos elementos salen en muchas de las obras del autor, no especialmente en los libros de los que hablo. Mi lista para principiantes justamente fue hecha pensado en eso, en la absoluta falta en cuanto al elemento surreal se refiere.

      Los libros de modo intermedio son simples de leer si llevas varios libros del autor ya catados, pero para gente que se enfrenta al autor por primera vez, El fin del mundo mismo puede suponer todo un reto. Para mí Kafka, 1Q84 y Crónica son las obras más complejas del autor, por eso no las he incluido en las entrada porque me iba a quedar ya muy larga.

      Baila es para mí también uno de mis libros preferidos de él, yo lo metería en la categoría de intermedio y además creo que es necesario leer antes La caza del carnero salvaje para poder entenderlo mejor.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. Esta entrada me viene muy bien porque Murakami es uno de mis eternos pendientes. Aunque solo tengo de él en casa el de Kafka (el cual leyó mi padre hace tiempo y su opinión fue: "es un libro muy raro" xDD) y pensaba empezar por él, tendré en cuenta tus recomendaciones.
    La verdad es que es un autor que llevo mucho tiempo queriendo leer, pero no me atrevía precisamente por no saber por dónde empezar, así que muchas gracias por la entrada :3

    ResponderEliminar
  5. Llegué aquí porque acabo de meterme en este mundo y descubrir a Murakami (san).
    Personalmente, comencé hace un mes con "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo", porque comenzó a seguirme por donde iba, por todos lados alguien comentaba algo sobre este libro; después leí "Sputnik, mi amor", la elección fue casi al azar; y ahora voy con "Los años de peregrinación del chico sin color", un poco por aplazar "1Q84", será el próximo sí o sí.
    Con los 2 primeros ya sentí el "paso L" de tu lista de elementos comunes... continué porque quería ver si este elemento se repetiría eternamente, una y otra vez; por lo que dices, ya debo estar lista para volver a encontrarlo.
    Quizá para algunas personas se les haga más "fácil" comenzar con ciertos libros, como por familiarizarse con el escritor; pero, en lo personal, no me fijo tanto, solo comienzo, libro que llega a mis manos, libro devorado. Así que, como recomendación de lectora "omnívora" y aveces "carroñera", lean el que tengan en sus manos, y si, pese a las sorpresas, a las incógnitas y los cabos sueltos, quieren conseguir un nuevo libro de Murakami(san), no creo que vayan a tener algún problema; además, siempre pueden volver a leer el primero, es lo lindo de los libros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Adoro Murakami! Agradezco encontrar una entrada como estas en bloger! Muy buenos comentarios y recomendaciones! y creo que el modo extremo puede ser Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, libro increíble -y reseña difícil de hacer...-!
    Aún me falta por leer Los años de peregrinación del chico sin color, estoy esperando impaciente la edición de bolsillo. tu reseña, me ha motivado, evidentemente :)
    Te sigo! haces muy buenas lecturas :)

    ResponderEliminar

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com. Header pertece a HazukiRokudo