Number9dream - David Mitchell


Hay libros que suponen un auténtico reto. Cada uno de los lectores es víctima del suyo propio. Hay libros como Lolita que no están hechos para todo el mundo. Autores que se resisten por mucho que uno lo intente pero también otro tipo de barreras. El de Number9dream es el idioma. Pero no os asustéis antes de tiempo, David Mitchell asusta pero no tanto. Simplemente hay que tener cierto nivel y paciencia, paciencia para entender qué está pasando. Paciencia para avanzar mucho más lento que de costumbre con un libro en inglés que normalmente no te cuesta leer tanto. Superado ese reto Number9dream es todo vuestro. O casi. Si la memoria no me falla, creo recordar que este es el segundo libro del autor, publicado por primera vez en 2001 (o así), y diría que un segundo "acto" lo suficientemente impresionante para gustar hasta a los lectores más exigentes. Eso sí, haters de Haruki Murakami, es mejor dejar pasar este, pues no en vano en la ficha de Goodreads del autor figura el nombre del autor nipón. Y es que David Mitchell supo plasmar algunos de los elementos que más le caracterizan y adaptarlo a su estilo. Aquí no hay chicas con orejas perfectas, pero sí cuellos perfectos. Los momentos de realismo mágico quizás puedan chocar demasiado al principio, y confundir al lector hasta el punto de no entender qué está pasando, (algunas cosas sigo sin entenderlas incluso ahora) pero en su conjunto Number9dream es una novela que pese a sus defectos sigue siendo maravillosamente construida, escrita y, sobre todo, ambientada.

Eiji Miyake es un joven de 19 años que está dispuesto a todo para encontrar a alguien. Para ello decide dejar todo atrás y mudarse a Tokio donde está la única pista que tiene para encontrar algún rastro más sobre el paradero de su padre. Sobre quién es él. Necesita respuestas aunque por ahora ni siquiera tenga claras las preguntas. Buscar a alguien sin saber si quiera su nombre en una ciudad como es Tokio puede ser un completo suicidio y Eiji lo sabe bien, sabe que esto le llevará su tiempo. Busca trabajo en diferentes lugares de la ciudad, alquila una pequeña habitación en un hotel cápsula en el cual se hace amigo de su propietario pero también hace una serie de curiosas amistades, cada cual más extraña que la anterior. Number9dream es en ese aspecto una caja de personajes extravagantes. La primera, una camarera que trabaja en una cafetería a la que Eiji va muy a menudo y que aparecerá en más de una ocasión a lo largo de la novela. La hermana de Eiji, a la que conocemos poco a poco, a medida que él se va acordando de historias de cuando eran pequeños y vivían los dos con su abuela. Yuzu Daimon, al cual conoce de casualidad y quien le arrastrará a una de las noches más locas de toda su vida. Buntaro, su mujer y su madre, un trío al que Eiji cogerá muchísimo cariño. Todos ellos tendrá algo que aportar en la vida de Eiji. El patrón que usa David Mitchell recuerda muchísimo a Murakami. El abandono de un ser que se busca desesperadamente. Una chica de la que uno acaba prendado de un modo u otro, ya sea por su oreja o su cuello perfecto. Pero sobre todo una corriente invisible que aunque a primera vista parece que no nos esté llevando a ningún lado, en realidad nos hace avanzar continuamente.

Pese a sus extravagancias, situaciones inverosímiles que a ratos cuesta pillar y una cantidad de situaciones cotidianas enorme, la historia de Number9dream es más bien simple; Eiji hace todo lo posible para encontrar a su padre, aunque las consecuencias pueden ser catastróficas. A su vez su madre busca su perdón, por eso, por medio de una serie de cartas lograremos entender un poco mejor por qué está haciendo todo esto. Cuál es el sentido de este viaje. Para qué sirve aguantar ciertas cosas y poner su vida en peligro. Y es que una de las cosas más extrañas que he leído en este libro (y eso que he leído cosas extrañas aquí) pero a la vez más tópica si lo pienso bien, es que uno de los hilos argumentales de la novela tiene que ver con los yakuzas. No sé si la idea inicial era incluir ese arco ya desde que David Mitchell pensó en la novela o si simplemente la quería hacer lo más asequible posible a sus lectores. Y es que al igual que pasa con Murakami, Number9dream es un libro bastante "occidentalizado", de tal modo, que perfectamente podría haber pasado en Nueva York y el protagonista llamarse Alex, aunque no sería lo mismo. Pues lejos de la importancia de la historia en sí, la ambientación general de Number9dream resulta ser una experiencia exquisita para el lector.

Algunos lectores puede que queden un tanto desencantados con el conjunto. Un todo-esto-para-qué pero realmente aquí lo que importa es el camino y no el resultado final. A veces puede parecer un poco repetitivo, a veces, parece que las cosas se quedan estancadas pero el arco argumental llega a su fin. Todo se acaba. La historia se cierra. Y tú te preguntas si hubieras hecho lo mismo que él al final. Si hubieras formulado las preguntas. Si hubieras hecho todo esto. Si valía la pena. Yo digo que sí. Como una última curiosidad tengo que decir que existe una canción de John Lennon que se llama # 9 dream.

400 páginas / Random House / 13€

   


As Eiji Miyake's twentieth birthday nears, he arrives in Tokyo with a mission - to locate the father he has never met. So begins a search that takes him into the seething city's underworld, its lost property offices and video arcades, and on a journey that zigzags from reality to the realm of dreams. But until Eiji has fallen in love and exorcised his childhood demons, the belonging he craves will remain, tantalizingly, just beyond his grasp.

Se encuentra en , , . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com. Header pertece a HazukiRokudo